Nueva parada de #SomosSalvador para concienciar sobre el poder de la educación

La sede de la Fundación Mainel acoge del 19 al 30 de octubre la exposición #SomosSalvador de CESAL.

La muestra presenta diversas iniciativas que se impulsan en El Salvador para combatir la violencia.

Con la exhibición de #SomosSalvador se pretende dar a conocer a la ciudadanía valenciana los proyectos que se llevan a cabo en el país centroamericano, y destacar la importancia que tiene la educación para combatir el ambiente de violencia en el que está sumido el país. Esta actividad es parte del proyecto de cooperación internacional “Mejora de la educación y participación juvenil para la prevención de la violencia en los municipios de Izalco y Sacacoyo”, realizado por CESAL, la Fundación Mainel y Agape, y financiado por la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática de la Generalitat Valenciana.

La exposición podrá visitarse en la sede de la Fundación Mainel de lunes a viernes en horario de 10 a 14 h. hasta el 30 de octubre, día en el que tendrá lugar la ceremonia de entrega del 23º Premio de Cuentos Fundación Mainel. En esta edición han participado jóvenes españoles y salvadoreños para contar mediante relatos breves cómo es «el mundo que quieren».

En la exposición seremos testigos, a través de la mirada de sus seis protagonistas, de los distintos problemas en los que está sumido el país como son la violencia de género, la violencia política, la falta de empleo o los espacios para construir sus proyectos de vida. El trabajo muestra cómo estos jóvenes son formados en talleres de mecánica, arte, carpintería o pintura logrando de ese modo un trabajo con el que poder vivir alejado de las bandas. De esta forma, mostraremos a la sociedad valenciana la importancia de que los jóvenes que han escapado de ambientes violentos, estén ahora colaborando y generando una actitud activa para salir de la violencia a través de la cooperación internacional.

#SomosSalvador fue creada por CESAL y el fotógrafo Alberto Pla en el año 2017, y ha obtenido diferentes premios, como el Premio Manuel Castillo de la Universitat de València en el año 2018. Se inició gracias a los fondos de la AECID, vinculada a un Convenio que se realizó entre los años 2014 y 2019 en la misma zona que el actual proyecto financiado por la Generalitat, la microrregión del Bálsamo, y con las mismas problemáticas a abordar con la juventud.