Guatemala / Historias de superación

El sueño de Leyda comienza a romper los esquemas culturales de su comunidad

Grupo niñas becas Guatemala

Leyda Verónica Guix vive con sus padres, tres hermanas y un hermano, en Paraje Paxaq, Aldea Xequemeyá en el municipio de Momostenango (Guatemala). Estudia quinto de primaria en la escuela de la comunidad que se encuentra a 20 minutos de su casa.

Su maestra comenta de Leyda que es una niña muy dedicada, estudiosa, amigable, entusiasta y carismática. Su madre explica que por las tardes le ayuda con el cuidado de sus hermanos menores. Su madre se dedica al cuidado del hogar y la familia, mientras que su padre trabaja en el campo. Tienen una hija mayor que tuvo que dejar de estudiar para apoyar a la familia. Si no fuera por la beca que reciben para que Leyla continúe sus estudios, es probable que a sus 11 años también hubiera abandonado la escuela.

Leyda es una niña líder. Apoya en el proyecto de becas pasando asistencia de las niñas becadas e informando cuando existen problemas o dificultades. Leyda explica que las actividades que se realizan en el proyecto le han ayudado a darse cuenta de sus habilidades. Encuentra interesante participar en las formaciones, porque en ellas ha aprendido mucho acerca de la importancia de la educación de la mujer y, sobre todo, le han servido para valorarse a sí misma y animarla a continuar estudiando.

Rompiendo esquemas culturales

Desde que comenzó el proyecto de becas en su comunidad, Leyda se ha motivado a ser más responsable con sus tareas. Sueña con tener una carrera universitaria para encontrar un trabajo y ayudar a sus hermanos a seguir estudiando.

Leyda se ha dado cuenta de que el salario que obtiene su padre en el campo no es suficiente para mantener a una familia de 7 miembros como la suya. Por eso a ella le gustaría ser en el futuro una madre de familia que también trabaje fuera del hogar, y pueda contribuir económicamente.  Su sueño empieza a romper los esquemas culturales de su comunidad, en donde se cría a las niñas solo para dedicarse a la casa, sin la oportunidad de acceder a una educación y poder desarrollar otros roles profesionales.

Leyda es una niña con muchas cualidades, por eso fue seleccionada para poder asistir al taller de liderazgo en el que participó activamente. Al finalizar comentó que «con las formaciones que he recibido soy diferente, porque ahora pienso en seguir estudiando y alcanzar mis metas».

Colaborar con el proyecto de Becas para Niñas