El ICAV apuesta un año más por el futuro de las niñas en Tailandia

La Fundación Mainel es beneficiaria en 2018 de una de las ayudas anuales del ICAV para proyectos sociales, que destinamos al programa Becas para la esperanza en Tailandia.

El decano del ICAV, Rafael Bonmati, entregó el pasado 5 de abril de los “Cheques Solidarios” dirigidos a ONG´s y entidades sin ánimo de lucro para la financiación de proyectos en el Tercer Mundo y también para proyectos locales con fines benéficos. La entrega del 1% del presupuesto anual del Colegio de Abogados de Valencia se enmarca en el proyecto de Responsabilidad Social Corporativa del Colegio, que persigue como fin último la mejora de la calidad de vida y la garantía de los derechos fundamentales de las personas con menos recursos.

Desde 2009 la Fundación Mainel participa en el Programa de Becas a niñas en riesgo de prostitución que se desarrolla en Tailandia, ejecutado sobre el terreno por Jess Foundation, y en el que viene colaborando el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia y varias empresas privadas de Beniel.

En Tailandia existe una verdadera industria del sexo –así la denominan– con agentes que recorren los pueblos comprando menores con el engaño de proporcionarles un trabajo en la ciudad; un trabajo que no es otro que el de la explotación sexual. Por regla general estas menores son niñas que pertenecen a familias desestructuradas, e incluso con frecuencia huérfanas. En otros casos la familia es consciente de la mentira, pero fingen no saber qué está pasando porque necesitan el dinero, y las niñas acaban implicándose para mantener a la familia.

Una vez alejadas de sus hogares son vendidas a los prostíbulos de Bangkok y Pattaya donde ni siquiera conocen el idioma puesto que sólo se manejan en su dialecto. El maltrato, la mutilación y las enfermedades las convierte en niñas con secuelas irreparables.

Con el programa de Becas para la esperanza se consigue cubrir un año de escolaridad, uniformes, libros y la manutención de cada niña, como solución para conseguir retener a esas chicas en su tierra, dándoles una educación útil que les sirva para aprender una profesión, un oficio y el propio idioma tailandés.

La organización responsable de ejecutar el proyecto sobre terreno es Jess Foundation, dirigida por el jesuita español Alfonso de Juan. Él mismo realiza visitas periódicas a las niñas y sus familias, se interesa por sus resultados académicos y las anima a no dejar de estudiar para que consigan acceder a la universidad.

Esta colaboración surgió en 2009, a raíz de la implicación del escritor y periodista José Luis Olaizola (Premio Planeta en 1983) en la lucha contra la prostitución infantil en Tailandia. Mediante conferencias y su regular presencia en múltiples medios de comunicación, también ha conseguido sensibilizar a la opinión pública española sobre este grave problema, y de los medios para solucionarlo. Por ello, el proyecto también incluye la itinerancia de una exposición de fotografías de las niñas becadas.