Así fue el I Congreso de Derechos Humanos sobre los derechos de los refugiados

  • Los expertos han destacado que se debe de huir del término “crisis” de refugiados en Europa, puesto que son los países vecinos de los lugares en conflicto los que realmente acogen el mayor número de las personas que están huyendo.

  • Los inmigrantes y los demandantes de asilo son titulares de derechos según la legislación internacional y conforme a esta afirmación debería actuar la Unión Europea.

La Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra clausuró el sábado 18 de febrero I Congreso Internacional sobre Derechos Humanos, centrado en Europa y los refugiados, organizado por la Fundación Mainel en colaboración con el Instituto de Derechos Humanos (IDH), el Departamento de Filosofía del Derecho y Filosofía Política de la Universitat de València (UV) y el proyecto MULTIHURI.

El encuentro, celebrado en el ICAV los días 17 y 18 de febrero, contó con reconocidos especialistas nacionales e internacionales en el ámbito de los derechos humanos y, en concreto, en el de las normativas de inmigración y asilo, que dieron respuestas a los interrogantes de carácter político, jurídico y social que planean sobre la correcta forma de actuar ante los refugiados en Europa.

En el acto de inauguración se contó con la participación de María Elena Olmos Ortega, Decana de la Facultat de Dret de la Universitat de València y Rafael Bonmatí LlorensDecano Ilustre Colegio de Abogados.

“Vayas donde vayas, vallas”

El catedrático de Filosofía del Derecho y Director del IDH de la UV Javier de Lucas, remarcó en la sesión inaugural que no es verdad que estemos recibiendo más inmigrantes que en otras épocas, y que por una perversión del lenguaje los refugiados empezaron siendo vistos como perseguidos por miedo a perder la vida, y ahora el enfoque es que nos dan miedo a nosotros, y  nos tenemos que defender de ellos. De Lucas insistió en que se debe hablar de derechos, «derechos de los que los refugiados  son titulares, y pueden y deben exigir que cumplamos con nuestros deberes». Caló entre los asistentes un juego de palabras que el profesor De Lucas utilizó en su intervención, con el que quiso enfatizar los cada vez más estrictos controles fronterizos de la Unión Europea: “Vayas donde vayas, vallas”.

En la segunda mesa, Jesús Ballesteros, Catedrático emérito de Filosofía del Derecho en la UV, y Alfonso de Salas, Jefe de la División de cooperación intergubernamental en el área de los DDHH del Consejo de Europa, se ocuparon de la desigual movilidad de personas y capitales y de la relación entre derechos humanos y migración desde la perspectiva del Consejo de Europa. Ballesteros declaró en su intervención que las finanzas mandan en lugar de servir. En la actual sociedad todo está subordinado a ellas, incluso la dignidad humana. Con lo cual, se destruye el Estado de Derecho”. Por su parte, Alfonso de Salas expresó que una de las prioridades en este momento es conseguir que los procedimientos sean equitativos y rápidos, pensando especialmente en los menores, y que la residencia de los refugiados y migrantes durante dichos procesos sea en lugares adecuados.

La tarde del 17 se dedicó a un análisis exhaustivo del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), evidenciando sus errores y propuestas de modificación, de la mano de dos de las mejores analistas en el ámbito europeo, María Teresa Gil, Profesora de Derecho Internacional en la Universidad de Newcastle, y Nuria Arenas, Profesora Titular de Derecho Internacional en la Universidad de Huelva.

Para concluir la primera jornada, se examinaron los derechos de los niños en situaciones de inmigración y refugio, de la mano de Jorge Cardona, Catedrático de Derecho Internacional en la UV y miembro del Comité de Derechos del Niño de la ONU, y Elena Arce, Técnica Jefe de Migraciones e Igualdad de Trato del Defensor del Pueblo. Ambos destacaron la necesidad de otorgar mayor protección a los niños solicitantes de asilo, que llegan con pesadas cargas emocionales, y de agilizar los plazos. En palabras de Cardona,” los derechos de los niños y niñas refugiados deberían ser los mismos que los del resto”.

Un visado para los refugiados

El día 18 de febrero, se abrió la jornada con el tema Los flujos mixtos: ¿Inmigrantes o refugiados?, cuestión de la que se ocuparon Aurelia Álvarez, Profesora Titular de Derecho Internacional Privado de la Universidad de León, y Javier Galparsoro, Presidente de CEAR Euskadi (Comisión Española de Ayuda al Refugiado). Galparsoro se lamentó de que existen visados para diferentes solicitantes: estudiantes, trabajadores, residentes… pero, según afirmó, «en ningún país de Europa hay un visado para refugiados. No debe entonces extrañarnos la existencia de las mafias que trafican con personas». Por su parte, la profesora denunció que desde la caída de las Torres Gemelas en 2001 ha habido retrocesos en temas de extranjería.

La segunda parte de la mañana se dedicó a la encomiable labor de entidades como Médicos sin Fronteras, con su delegada para la Comunidad Valenciana y Murcia, Mila Font, y la Fundación Cepaim, con su director, Juan Antonio Segura, que ofrecieron un retrato imprescindible de la realidad, presentando cronológicamente las vicisitudes por las que pasan las personas refugiadas desde que salen de su países hasta que llegan a España.

Este congreso nació con el ánimo de crear una cultura nacional y supranacional en la defensa de los derechos humanos, que involucre no solo a las instituciones públicas, sino a todos los agentes sociales.

Los derechos de los refugiados y las responsabilidades de Europa.

17 y 18 de febrero de 2017. Valencia, Españ…

Publicado por Fundación Mainel en Miércoles, 22 de febrero de 2017