Último mes para conocer la exposición ‘Mujeres del Congo. El camino hacia la esperanza’

Este proyecto de la fotógrafa Isabel Muñoz reivindica los derechos humanos en una de las peores zonas del mundo para nacer mujer.

El montaje permanecerá en La Nau de la Universitat de València hasta el 10 de enero, y ha sido organizado por Mainel con motivo de nuestro trigésimo aniversario, con la colaboración Col·lecció Martínez Guerricabeitia y la producción de Casa África.

Mujeres del Congo. El camino hacia la esperanza« es una realidad que cuento en imágenes”. En estos términos definió Isabel Muñoz, Premio Nacional de Fotografía 2016, el proyecto expositivo que presentamos el 1 de octubre en La Nau de la Universitat de València, y que se podrá visitar hasta el 10 de enero de 2021 en la Sala Martínez Guerricabeitia.

La exposición exhibe una colección de 27 obras (34 fotografías y retratos en blanco y negro), pero es solo una parte de la realidad que la fotógrafa española se encontró a principios de esta década en la capital congoleña: mujeres víctimas de abusos sexuales y violaciones en un lugar donde no se reconocen los derechos humanos, y mucho menos entre la población más vulnerable. A lo que hay que añadir las violaciones a menores, el tráfico de minerales, la elevada tasa de analfabetismo y las creencias que convierten a las personas que sufren enfermedades mentales en seres embrujados. Todo ello en un contexto bélico, clasista y represor; en definitiva, un panorama desesperanzador para las víctimas.

De hecho, según las Naciones Unidas, la República Democrática del Congo es uno de los peores cinco países del mundo para nacer mujer. “Llegué a Kinshasa para cubrir un trabajo sobre los grandes primates y, por casualidad, conocí a la periodista Caddy Adzuba, que había sido reconocida con el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2014. Ella me trasladó la tragedia que vivían allí mujeres y niños, familias enteras, y me comprometí a visibilizar aquel drama. Queríamos que la comunidad internacional fuera consciente de lo que ocurre en el centro de África e iniciamos el proyecto Mujeres del Congo”, recuerda Isabel Muñoz.

La retratista comenzó entonces a conocer testigos reales, vivos y directos, y descubrió que, a pesar de las adversidades, existía “una luz, una esperanza”, que el empoderamiento de la mujer era posible y que el poder de la palabra es muy grande. Por este motivo, tituló su parte del trabajo ‘El camino hacia la esperanza’, “porque mostrando ejemplos de superación al resto de mujeres, ellas sabrán que pueden recomponer sus vidas”. Eso sí, con ayuda internacional, la cual se traduce en educación, microcréditos y empoderamiento, los primeros pasos para empezar a rehacer vidas rotas por la discriminación.

Treinta años de cultura y solidaridad transformadoras

El montaje de la muestra en La Nau es fruto de la colaboración entre la Fundació General de la Universitat de València, Casa África y la Fundación Mainel, que en el marco de nuestro treinta aniversario hemos querido recuperar este proyecto artístico como testimonio del entorno en el que desarrollamos nuestros proyectos de cooperación en RD Congo. Y lo hacemos de una forma que aúna nuestras dos áreas de trabajo: la cultura y la solidaridad. La exposición también cuenta con el apoyo de las firmas Coca-Cola y Heineken España S.A.

La exposición se organiza en cuatro espacios dentro de la sala: uno dedicado a la esperanza, donde se muestran los logros individuales de las víctimas gracias a los microcréditos; otro, a las heroínas, mujeres que siguen luchando a pesar de todo lo vivido; un tercero, a las niñas huérfanas y la dura realidad que experimentan al no ser reconocidas por su propia sociedad; y el último, locura, que denuncia la negligente gestión de los hospitales psiquiátricos congoleños.

Jorge Sebastián, actual presidente de Mainel, reclamó en el acto de presentación la implicación de la comunidad internacional en la problemática de la zona oriental y central de África, un lugar en estado de guerra constante, donde “la deshumanización de los combatientes está desgarrando vidas”. “El microcrédito es básico para que las mujeres se muestren ante el resto como modelos de superación a seguir, pero para solucionar esta tragedia definitivamente hay que ir hasta las raíces, que son políticas, sociales y económicas; por ejemplo, la explotación de la impresionante riqueza natural que posee el continente es una gran responsable de las circunstancias dramáticas que se dan allí”.

José Pedro Martínez, director de actividades de la Col·lecció Martínez Guerricabeitia, destacó el “privilegio de poder presentar la obra de Isabel Muñoz en la Sala Martínez Guerricabeitia”. Por su parte, el representante de Casa África, Juan Jaime Martínez, afirmó que un proyecto como el de Isabel Muñoz, que parte de la visibilización de una problemática a través de la cultura, “es una acción necesaria para estrechar y generar lazos de confianza y entendimiento entre España y África”, una iniciativa con la que, también desde su institución, se pretende “sensibilizar y denunciar la violencia sexual utilizada como arma de guerra para controlar a la población, una catástrofe común no solo en la región de los Grandes Lagos, sino en muchos países africanos”. El vicerrector de Cultura y Deporte de la UV, Antonio Ariño , subrayó la potencia de las imágenes como “denuncia de historias trágicas, que es lo que debemos tratar de entender”. También destacó la importancia de visibilizar este contexto en medio de la pandemia que azota occidente: “A pesar de la crisis sanitaria, no nos podemos olvidar de que en otros lugares del mundo se siguen vulnerando los derechos humanos, a cuyas crisis internas se suma ahora también la propagación de la covid-19”.

Una exposición de Isabel Muñoz, que la Fundación Mainel acerca a Valencia en el marco de la celebración de su 30º aniversario. https://mainel.org/mujeresdelcongo

Publicado por Fundación Mainel en Lunes, 5 de octubre de 2020